Wednesday, February 21, 2018

Mary & Mike: El regreso del (terrible) matrimonio Callejas-Townley

1261247-0-q80

En marzo de este año ChileVisión estrenará una serie inspirada en el matrimonio de la escritora Mariana Callejas y Michael Townley. El proyecto, protagonizado por Mariana Loyola y Andrés Rillón, abordará los crímenes de la pareja que durante dictadura trabajó para la DINA.

En apariencia, el matrimonio entre la escritora Mariana Callejas y el ex agente de la CIA, Michael Townley, era bastante común: ella, una mujer con altas aspiraciones literarias y él, un aficionado a la electrónica que había llegado a Chile para asentarse junto a su esposa en una casa en Lo Curro.
Sin embargo, con los años, la verdadera historia de este lazo quedaría en evidencia. Sobre todo, luego de que se conociera que ambos, durante dictadura, habían trabajado como agentes para la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).
Esta historia fue la que inspiró la creación de Mary & Mike, serie que en marzo próximo será estrenada en ChileVisión y Space de forma paralela. La producción, que cuenta con seis capítulos, es protagonizada por Mariana Loyola (Mariana Callejas) y Andrés Rillón (Michael Townley).
“Tomamos tres hechos relevantes en los que estuvo involucrada esta pareja: el asesinato de Carlos Prats en Argentina (1974), el atentado a Bernardo Leighton en Roma (1975) y la muerte de Orlando Letelier en Washington (1976)”, explica Julio Jorquera, quien junto a Esteban Larraín estuvo a cargo de la dirección del proyecto.
“A partir de eso también ficcionamos lo que es la familia de este matrimonio, porque en la serie solo hay dos hijos: un niño de 10 y una adolescente. Esos personajes son totalmente ficciones, porque ellos tenían más hijos. Era otro el tema del núcleo familiar”, añade el director.

La casa del horror 

Otro de los ejes que retrata la producción tiene que ver con la casa del matrimonio, ya que con los años se descubriría que no pertenecía legalmente a la pareja, sino que al mayor del Ejército Raúl Eduardo Iturriaga Neumann y a un abogado de la DINA.
Según Julio Jorquera, allí se produjeron grandes fiestas que precisamente son retratadas en la serie. “Uno de los elementos recurrentes dentro de la investigación fue la aparente normalidad de esta casa donde, además, ocurrían distintas atrocidades”, dice.
“Nosotros nos tomamos de esa idea y la plasmamos, porque en el fondo era una casa donde se quedaba mucha gente, pero paralelo a eso, se desarrolló allí un centro de detención de la Dina”, comenta.
Es por ello, que la serie se incluye dentro de sus personajes a Eugenio Berrios, bioquímico chileno que durante dictadura mantuvo en la casa de los Callejas-Townley un laboratorio donde experimentó con conejos y ratones los efectos del gas sarín. Y es que tal como se conocería más tarde, en el hogar del matrimonio habría dos vidas: mientras que por un lado Callejas realizaba talleres literarios y celebraba fiestas, en otros cuartos se torturaba y se mataba.

Historias necesarias

MV5BYWU2ZTBmZDAtZmQ4ZC00OTc2LWJkYmYtZmI0MDQ5YWViM2QyXkEyXkFqcGdeQXVyNjYwOTg2MzY@._V1_SY1000_CR0,0,1245,1000_AL_

Para Julio Jorquera no es raro que en los últimos años se hayan producido en Chile cintas ligadas al a dictadura. “Estas son historias que marcan mucho a una sociedad y uno como realizador, el ejercicio que hace es como de plasmar esta historia para trasmitirla a otras generaciones. De alguna manera, uno intenta construir para que estas cosas no vuelvan a suceder”, afirma.
“Además, a veces la realidad es mucho más fuerte que la ficción y uno se va encontrando con este tipo de cosas, pero creo que el tema de la dictadura es un tema tan relevante que sigue vigente. Entonces, es absolutamente necesario que esto quede en la memoria para que esto no vuelva a ocurrir”, concluye.
Mary & Mike fue desarrollada por Invercine&Wood y recibió en 2015 con un aporte de $387.381.303 del Fondo del Consejo Nacional de Televisión (CNTV). Recientemente fue presentada en el Festival de Cine de Berlín.
Radio Universidad de Chile

Monday, February 19, 2018

HUMOR DE FRANCISCO JAVIER OLEA. OLEISMOS

HUMOR DE LINIERS

HUMOR DE JOSÉ MANUEL ESTEBAN. TRUMP Y LA PRENSA

diasev 18feb18
Málaga Hoy, 19 de febrero de 2018

HUMOR DE MIKI & DUARTE. Nuevo reglamento en el PSOE

M&D-19-Febrero2018b
Diario de Málaga, 19 de febrero de 2018

HUMOR DE PUEBLA. Grandes expectativas

PerrosNoCotizan
ABC, 19 de febrero de 2018

HUMOR DE J. M BARCELÓ

Viñeta - Diario de Mallorca
Diario de Mallorca, 19 de febrero de 2018

HUMOR DE SANTY. Brecha salarial entre hombres y mujeres

Viñeta - Diario de Mallorca
Diario de Mallorca, 19 de febrero de 2018

HUMOR DE J. M. NIETO. Hay una España con más gente en los aviones que en tierra.

soledad-piropos
ABC, 19 de febrero de 2018

¿Pudo Picasso pintar el «Guernica» en tan solo una semana?

Pablo Picasso y Dora Maar
Pablo Picasso y Dora Maar

«Picasso, quizás olvidando que la guerra incivil hubiera “debido ser” el centro de sus pensamientos (y que “su” Marie-Thérèse Walter estaba embarazada), según la leyenda, viendo cómo aquella desconocida “Dora Maar” punzaba de modo rapidísimo las aberturas de sus dedos con una faca respetable, quedó fascinado

Ningún historiador osaría negar que el «Fénix de los ingenios» fue un familiar de la inquisición. O ningunear las más divertidas y extravagantes leyendas o mitos apostólico-compostelenses. Y, sin embargo, ¿no nos atrevemos a declarar que Picasso durante un tercio de su vida fue un agente proclamado «urbi et orbi» de una de las peores tiranías de su época? Con poli moscovita «protegiéndole» a su puerta hasta su último suspiro. Aún hoy no sabemos bien ni cómo ni cuándo ni por qué se exhibe «su» cuadro, a bombo y platillo, sin saber a ciencia cierta lo que representa. ¿El «post-estalinismo» nos va a seguir haciendo comulgar con ruedas de molino? ¿Sus nostálgicos van a seguir transformando documentos y memorias en patrañas? Mantuvieron un contradictorio doble lenguaje incluso frente al pintor. De 1936 al 5 de octubre de 1945 Picasso fue un «reaccionario al servicio del gran capital», pero los mismos tras su afiliación al partido rectificaron (en 1944) en sus mismas páginas histórico-cómicas para que Picasso se convirtiera en un revolucionario del porvenir radiante y de la paz soviética «desde siempre».
Dora Maar fue la musa de Picasso durante el «Guernica» (?), después de ser la amiga del fotógrafo húngaro «Brassaï», del decorador Pierre Kéfer, del fotógrafo Cartier Bresson, del cineasta Jean Renoir, del poeta Jacques Prévert y sobre todo del novelista Louis Chavance. Aunque francesa, se crió en Buenos Aires. Fue sobre todo una excelente fotógrafa, católica, apostólica, croata y argentina. Según Picasso (que pasó la incivil guerra y la ocupación de Francia pirriado por ella) «hablaba con argentinismos». Henriette Theodora Markovitch («Dora») fue la hija única de la francesa Julie Voisin y del arquitecto croata Joseph Markovitch. En aquellos tiempos felices no se necesitaban universidades ni chuletas para alzarse con el título de «arquitecto» o de «gurú pakistanés». Desde sus tres hasta sus veintitrés años Dora había vivido en Argentina.
Picasso, quizás olvidando que la guerra incivil hubiera «debido ser» el centro de sus pensamientos (y que «su» Marie-Thérèse Walter estaba embarazada), según la leyenda, viendo cómo aquella desconocida «Dora Maar» punzaba de modo rapidísimo las aberturas de sus dedoscon una faca respetable, quedó fascinado. Cuando acabó la «acrobacia», Dora tenía la mano izquierda ensangrentada. Picasso le rogó que le regalara el guante de aquella mano para exhibirlo en una de las vitrinas más horrorosas de su modesto (entonces) y único estudio de la calle La Boétie -París VIII-.
Dora (y no Doña) Maar hizo las fotos de los bocetos y croquis del cuadro «que estaba terminando Picasso». Todas son de ella. Fue probablemente antisemita y prohitleriana como lo afirma Marcel Fleiss («La règle du jeu» del 22 de febrero de 2013) en su «Dora Maar de Guernica à Mein Kampf».
Picasso no pudo materialmente pintar un óleo de 32 metros cuadrados durante la semanita que finalizó el 4 de mayo de 1937. [Precisamente ese día la «Exposición Internacional» fue inaugurada por el presidente de la República Francesa Albert Lebrun] y referirse a una tragedia que había sucedido en Guernica el 26 de abril de 1937. También asombrosamente, Dora realizó todas las fotos sin fecha. También, sin fecha ni verdadero título oficial se expuso el cuadro en la llamada «Exposición Internacional de Artes y Técnicas de la Vida Moderna de París». A última hora le colgaron un lema estrafalario, sobre todo cuando se recuerda la opinión de Picasso sobre las palomas y el vocerío: «Gritos de niños, gritos de mujeres, gritos de palomas».
Para mayor emoción y desconcierto ya no era Salvador de Madariaga el embajador de la España en guerra en abril de 1937, sino Ángel Osorio y Gallardo. El cual tachó el cuadro de «pobre y deslucido». Impresionado quizás por la poca o mala acogida del lienzo... que un día llegaría a ser el cuadro más famoso de su época y parte del XXI. El pintor vasco (de Vergara) Julián Tellaeche, siempre con muy buen ojo, pidió al Gobierno de la República que se sustituyera «el Picasso por el tríptico de Arteta sobre la guerra civil, para lucimiento del pabellón español».
Picasso no pareció conmocionado por el bombardeo. Al parecer ni supo dónde caía el frente. Ni si los «franquistas» y sus aliados tenían aeroplanos capaces de cargar bombas. Picasso había sido nombrado director del Museo del Prado por decreto del 19 de septiembre de 1936. ¿Título del que rechazó tanto su causa como su honor? ¡Otra genialidad! Pero esta vez de Azaña ¿El único vanguardista del Gobierno? Picasso, que nunca pecó de entrometido, se negó a ir a Madrid (sin urgencia parisiense) a pesar de la natural insistencia republicana.
Los pocos expertos y museólogos que antes del 5 de octubre de 1944 se preocuparon por este lienzo lo identificaron con el minotauro: «Una potencia monstruosa y sardónica que acechaba a la Belleza». En «Minotauromachie» el aguafuerte realizado por Picasso once meses antes del comienzo de la guerra incivil, se distinguen ya la mayoría de los temas del «Guernica» (?): toro, yegua herida, palomas, y esta vez centrados en un «hada electricidad» con una bombilla encendida en la mano.
Dora Maar conoció el gran estudio que George Bataille había utilizado como lugar de reunión para el grupo antiestalinista «Contre-Attaque» al cual ella misma había pertenecido. Y se alquila (¿Dora o Picasso?) el taller del número 7 de la calle des Grands-Augustins. Es la buhardilla de un palacete del siglo XVII donde Honoré de Balzac situó la acción de su «La Obra Maestra Desconocida», y en el que el «pintor loco» de su novela tenía el estudio. Aquel trastero era conocido en el barrio como «el desván de Barrault». Allí con Jean Dasté, Roger Blin, Charles Dullin y Marcel Mouloudji, Jean-Louis Barrault creó el «Théâtre expérimental» y el «Tableau des merveilles». En el número 8: Louis XIII fue entronizado la noche del asesinato de su padre Enrique IV a manos de Ravaillac; en el número 20 vivió su infancia Charles Gounod; en el 21, Émile Littré comenzó a escribir su famoso diccionario positivista; en el 25 fueron clientes asiduos del primer «El catalán» Paul Éluard, Óscar Domínguez, Robert Desnos, Picasso, Michel Leiris y Georges Auric; en el 26 redactó Jean de La Bruyère una parte de sus «Caractères» en 1688; etc., etc.
He visitado varias veces esta ex-buhardilla que no hubiera podido acoger el cuadro ni siquiera doblado. Pues como lo afirma Chateaubriand «toda mentira repetida llega a ser una verdad». Y con más salero Baltasar Gracián: «En boca del mentiroso hasta lo cierto se hace dudoso».
Fernando Arrabal (dramaturgo)
ABC

Saturday, February 17, 2018

¿Qué buscan los canales de televisión latinoamericanos?



Charla realizada en la segunda versión de Chiledoc Conecta por Abel Flores, Director de programación Canal 22 (México), Ana Paula Mansur, Curadora Canal Curta! (Brasil) y Paula Arenas, Consultora Señal Colombia (Colombia)

Friday, February 16, 2018

MEDIO AMBIENTE: China entra en año del Perro sin petardos o fuegos artificiales



Pekín inició el viernes el Año del Perro sin el habitual fragor de los petardos y fuegos artificiales, una vieja tradición ahora prohibida por las autoridades en nombre de la lucha contra la contaminación.

LA VIÑETA DE PUEBLA. ‘La quimio jugando se pasa volando

CáncerInfantil
ABC, 16 de febrero de 2018

HUMOR DE J. M. BARCELÓ

Viñeta - Diario de Mallorca
Diario de Mallorca, 16 de febrero de 2018

HUMOR DE J. M. NIETO. “Tú me das cremita, yo te doy…”

180216-taller-gay
ABC, 16 de febrero de 2018

HUMOR DE SANTY

Viñeta - Diario de Mallorca
Diario de Mallorca, 16 de febrero de 2018

El cine chileno después de ‘Una mujer fantástica’

Mariana Loyola y Andrés Rillón, en un fotograma de 'Mary & Mike'.
Mariana Loyola y Andrés Rillón, en un fotograma de 'Mary & Mike'.

El país sudamericano llega a la Berlinale con el exitoso antecedente de la película de Sebastián Lelio, dos estrenos y la exhibición, por primera vez, de una serie de televisión


Chile ha llegado a la 68ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, que empezó este jueves y se celebrará hasta el 25 de febrero, con dos estrenos cinematográficos, la primera serie de televisión nacional en llegar al certamen y el recuerdo fresco del éxito que obtuvo en 2017 con Una mujer fantástica. La cinta de Sebastián Lelio, que un año después compite por el Oscar a mejor película extranjera, obtuvo un Oso de Plata al mejor guion y un Teddy Award como mejor largometraje con un protagonista LGTB, la actriz trans Daniela Vega. Lelio también fue nominado al Oso de Oro como mejor director.
En la categoría Panorama aparece Marilyn, una coproducción con Argentina que, además, es la ópera prima de Martín Rodríguez. La cinta, basada en hechos reales, cuenta la historia de Marco (Walter Rodríguez), un joven que enfrenta la muerte de su padre y lucha a diario con la dura vida en el campo argentino y sus deseos de que llegue el carnaval para expresarse como se siente.
En el otro papel protagónico de la película aparece la chilena Catalina Saavedra, que obtuvo reconocimiento internacional por su rol estelar en La nana, el drama chileno que estuvo nominado a un Globo de Oro en 2010.
El 22 de febrero será el turno de los directores chilenos Cristóbal León y Joaquín Cociña con La casa de lobo en la categoría Fórum, con lo más innovador del festival. Los directores se inspiran en Colonia Dignidad —el asentamiento sectario que fue escenario de tortura y pederastia al sur de Chile— para construir, como si fueran parte de la agrupación, un cuento de hadas mientras narran la historia de María, una joven que intenta escapar.
Como parte de las actividades del festival serán cuatro los créditos chilenos que participarán en Berlinale Talents. Además, se presentará como trabajo en producción la película El gol más triste, sobre la serie clasificatoria al Mundial de Alemania 74 que enfrentó a las selecciones de la URSS y Chile sólo días después de que las Fuerzas Armadas derrocaran al presidente Salvador Allende. Los personajes principales son interpretados por Luis Gnecco (NerudaNo) y Alfredo Castro (El clubTony Manero).

La sombra del golpe

También sobre los días de la dictadura chilena, pero en otro soporte, se exhibirá por estos días Mary & Mike, la producción que tendrá el privilegio de ser la primera de origen chileno en ser mostrada durante la Berlinale como parte del Drama Series Day. La serie será estrenada en toda América Latina por el canal Space y aborda la vida de Mariana Callejas (Mariana Loyola) y Michael Townley (Andrés Rillón), el matrimonio de sicarios que trabajó para la policía de Pinochet y autores de cruentos asesinatos como el del excomandante en jefe del Ejército y opositor al golpe Carlos Prats en Argentina y el atentado contra el político de izquierda Orlando Letelier, en Estados Unidos.
Andrés Wood, director de Machuca, sobre un niño pobre que es trasladado a un colegio de clase alta en los días previos al golpe, trabajó para el proyecto como show runner y plantea a EL PAÍS las diferencias de Mary & Mike: “Es la historia personal cruzada por la historia política del país, pero intentamos salirnos de esos mundos [los de su filmografía] y entrar con otra perspectiva, la de los que ganaron con el golpe militar”.
Para hacer la historia universal, plantea Wood, en la construcción de la historia se trabajó con expertos de las dos señales televisivas involucradas. “La mirada de la serie se centra en cómo esta familia cruza su vida cotidiana con sus misiones, la complejidad política está en el contexto, no tiene un rol protagónico”, añade.
Matías Cardone, uno de los productores de la serie, cuenta que llegar al producto final tomó cuatro años en los que la investigación y escritura de guiones fueron el principal desafío. Wood, por otra parte, valora la posibilidad de participar en festivales como la Berlinale y asegura que la mejor manera de lograrlo es con trabajos globales. “Tenemos fe en que Mary & Mike va a ayudar a otras producciones nacionales a encontrar sus espacios de producción y emisión”, cierra esperanzado.
El País

Thursday, February 15, 2018

The photos that changed America: celebrating the work of Lewis Hine / Las fotos que cambiaron América: celebrando el trabajo de Lewis Hine

When Lewis Hine started photographing children at work in 1908, child labour was pervasive in American industry. His shocking images – from the cotton mills of Carolina to the coal breakers in Pennsylvania – helped bring about child labour laws. Hine was also renowned for his deeply empathetic portraits of immigrants at Ellis Island, and his work documenting construction workers at the Empire State Building

Cuando Lewis Hine comenzó a fotografiar a los niños en el trabajo en 1908, el trabajo infantil era omnipresente en la industria estadounidense. Sus impactantes imágenes -desde las fábricas de algodón de Carolina hasta los carboneros en Pensilvania- contribuyeron a la promulgación de leyes sobre trabajo infantil. Hine también fue reconocido por sus retratos profundamente empáticos de inmigrantes en Ellis Island, y su trabajo que documenta a los trabajadores de la construcción en el Empire State Building.


Pennsylvania coal breakers (breaker boys), 1912Breaker boys would separate impurities from coal by hand. ‘There is work that profits children, and there is work that brings profit only to employers. The object of employing children is not to train them, but to get high profits from their work,’ said Lewis Hine


Breaker boys would separate impurities from coal by hand. ‘There is work that profits children, and there is work that brings profit only to employers. The object of employing children is not to train them, but to get high profits from their work,’ said Lewis Hine



Trituradores de carbón de Pensilvania (niños rompedores), 1912


Los niños rompedores separarían las impurezas del carbón a mano. "Hay un trabajo que beneficia a los niños, y hay un trabajo que genera beneficios solo para los empleadores. El objetivo de emplear niños no es entrenarlos, sino obtener grandes ganancias de su trabajo ", dijo Lewis Hine.



Powerhouse mechanic, circa 1921In one of Hine’s most famous images, he emphasizes machinery and musculature. ‘The visual appeal of the photo is rather direct and stunning,’ Daile Kaplan, vice-president of photographs at Swann galleries, told The Hot Bid. ‘It has harmony, it has visual balance, and at the same time, he positions the worker in a way that he’s controlling the machine. It reflects a new visual vocabulary that addresses the machine age, but it privileges the person with the machine’


In one of Hine’s most famous images, he emphasizes machinery and musculature. ‘The visual appeal of the photo is rather direct and stunning,’ Daile Kaplan, vice-president of photographs at Swann galleries, told The Hot Bid. ‘It has harmony, it has visual balance, and at the same time, he positions the worker in a way that he’s controlling the machine. It reflects a new visual vocabulary that addresses the machine age, but it privileges the person with the machine’

Mecánica de gran potencia, hacia 1921

En una de las imágenes más famosas de Hine, él enfatiza la maquinaria y la musculatura. "El atractivo visual de la foto es bastante directo y sorprendente", dijo a The Hot Bid Daile Kaplan, vicepresidente de fotografías en las galerías de Swann. 'Tiene armonía, tiene equilibrio visual y, al mismo tiempo, posiciona al trabajador de una manera que está controlando la máquina. Refleja un nuevo vocabulario visual que aborda la edad de la máquina, pero privilegia a la persona con la máquina '


Derrick and workers on girder, Empire State Building, 1930-31 In Hine’s vertiginous series of photos of the Empire State Building’s construction, he shot men performing perilous tasks perched on beams and hanging from wires. Times’ art critic Ken Johnson once wrote the photographs reflect Hine’s ‘romantic belief in the possibilities of America’


In Hine’s vertiginous series of photos of the Empire State Building’s construction, he shot men performing perilous tasks perched on beams and hanging from wires. Times’ art critic Ken Johnson once wrote the photographs reflect Hine’s ‘romantic belief in the possibilities of America’

Grúa y trabajadores en la viga, Empire State Building, 1930-31

En la vertiginosa serie de fotos de Hine de la construcción del Empire State Building, él disparó a hombres realizando tareas peligrosas encaramadas en vigas y colgando de cables. El crítico de arte del Times, Ken Johnson, escribió una vez las fotografías que reflejan la "creencia romántica de Hine en las posibilidades de Estados Unidos".

Noon hour in East Side factory district, New York, 1912 Hine’s work centralizing child workers was part and parcel of the progressive ideology of the era, which joined, among others, social workers, labour leaders, suffragists, and teachers in the hopes of bringing about meaningful reform


Hine’s work centralizing child workers was part and parcel of the progressive ideology of the era, which joined, among others, social workers, labour leaders, suffragists, and teachers in the hopes of bringing about meaningful reform

Hora del mediodía en el distrito fabril de East Side, Nueva York, 1912

El trabajo de Hine de centralizar a los niños trabajadores fue parte integrante de la ideología progresista de la época, que se unió, entre otros, a trabajadores sociales, líderes sindicales, sufragistas y docentes con la esperanza de lograr una reforma significativa.

One of many children working in Carolina cotton mills, 1908 In 1908, Hine was commissioned by the National Child Labour Committee to begin documenting young workers across the country. At the time, children were regularly employed on family farms, but Hine’s photographs brought attention to their work as miners, mill workers, and oyster shuckers, and eventually helped lead to the passage of the Fair Labor Standards Act in 1938



In 1908, Hine was commissioned by the National Child Labour Committee to begin documenting young workers across the country. At the time, children were regularly employed on family farms, but Hine’s photographs brought attention to their work as miners, mill workers, and oyster shuckers, and eventually helped lead to the passage of the Fair Labor Standards Act in 1938

Uno de muchos niños que trabajan en fábricas de algodón de Carolina, 1908

En 1908, Hine recibió el encargo del Comité Nacional de Trabajo Infantil para comenzar a documentar a los jóvenes trabajadores en todo el país. En ese momento, los niños eran empleados regularmente en granjas familiares, pero las fotografías de Hine llamaron la atención sobre su trabajo como mineros, trabajadores de fábricas y ostion shuckers, y finalmente contribuyeron a la aprobación de la Fair Labor Standards Act en 1938.

Italian family in the baggage room, Ellis Island, 1905 Hine is often called a ‘social photographer’, and when he worked at the Ethical Culture School in New York City one of his assignments was to document immigrants arriving at Ellis Island. He hoped the work would make viewers have ‘the same regard for contemporary immigrants as they have for pilgrims who landed at Plymouth Rock’

Italian family in the baggage room, Ellis Island, 1905

Hine is often called a ‘social photographer’, and when he worked at the Ethical Culture School in New York City one of his assignments was to document immigrants arriving at Ellis Island. He hoped the work would make viewers have ‘the same regard for contemporary immigrants as they have for pilgrims who landed at Plymouth Rock’
Facebook Twitter Pinterest

Familia italiana en la sala de equipajes, Ellis Island, 1905

A menudo se lo llama "fotógrafo social", y cuando trabajaba en la Ethical Culture School en Nueva York, una de sus tareas era documentar a los inmigrantes que llegaban a la Isla Ellis. Esperaba que el trabajo hiciera que los espectadores tuvieran "el mismo respeto por los inmigrantes contemporáneos que por los peregrinos que desembarcaron en Plymouth Rock".
Facebook Twitter Pinterest


Italian family on the ferry boat landing at Ellis Island, 1905 Hine photographed immigrants at Ellis Island from 1904 to 1909, taking some 200 photographs in all. The work has drawn comparisons to that of Jacob Riis, the Danish-American social photographer and journalist who chronicled the lives of impoverished people on New York City’s Lower East Side.

Italian family on the ferry boat landing at Ellis Island, 1905

Hine photographed immigrants at Ellis Island from 1904 to 1909, taking some 200 photographs in all. The work has drawn comparisons to that of Jacob Riis, the Danish-American social photographer and journalist who chronicled the lives of impoverished people on New York City’s Lower East Side.
Facebook Twitter Pinterest

Familia italiana en el ferry que aterriza en Ellis Island, 1905

Hine fotografió a inmigrantes en Ellis Island de 1904 a 1909, tomando unas 200 fotografías en total. El trabajo se ha comparado con el de Jacob Riis, el fotógrafo y periodista social danés-estadounidense que hizo una crónica de las vidas de las personas empobrecidas en el Lower East Side de la ciudad de Nueva York.
Facebook Twitter Pinterest


Mother and child, Ellis Island (Italian Madonna), circa 1907 Hine’s Ellis Island photographs are often praised for maintaining the integrity of his subjects, shooting them as individuals without exoticizing their pilgrimage

Mother and child, Ellis Island (Italian Madonna), circa 1907

Hine’s Ellis Island photographs are often praised for maintaining the integrity of his subjects, shooting them as individuals without exoticizing their pilgrimage

Madre e hijo, Ellis Island (Madonna italiana), alrededor de 1907

Las fotografías de Hine en Ellis Island a menudo son alabadas por mantener la integridad de sus súbditos, disparándoles como individuos sin exotizar su peregrinaje.


Slavic immigrant at Ellis Island, 1907 Hine’s Ellis Island images were shot with a Graflex camera. He often had to overcome language barriers in the process of locating his subjects, finding an isolated place to shoot them, and setting the pose

Slavic immigrant at Ellis Island, 1907

Hine’s Ellis Island images were shot with a Graflex camera. He often had to overcome language barriers in the process of locating his subjects, finding an isolated place to shoot them, and setting the pose.

Inmigrante eslavo en Ellis Island, 1907

Las imágenes de Hine en Ellis Island se tomaron con una cámara Graflex. A menudo tuvo que superar las barreras del idioma en el proceso de localizar a sus sujetos, encontrar un lugar aislado para fotografiarlos y establecer la pose.


Climbing into America (Ellis Island group), 1908 In Climbing into America, Slavic immigrants assemble on a flight of stairs carrying all that they’d brought with them to the United States. Each figure in the photograph, looking weary and breathless, has in hand a white sheet of paper, likely a registration form of some sort

Climbing into America (Ellis Island group), 1908

In Climbing into America, Slavic immigrants assemble on a flight of stairs carrying all that they’d brought with them to the United States. Each figure in the photograph, looking weary and breathless, has in hand a white sheet of paper, likely a registration form of some sort

Escalando hacia América (grupo Ellis Island), 1908

Al escalar hacia América, los inmigrantes eslavos se reúnen en un tramo de escaleras llevando todo lo que trajeron consigo a los Estados Unidos. Cada figura de la fotografía, que parece cansada y sin aliento, tiene en la mano una hoja de papel en blanco, probablemente una forma de registro de algún tipo


Hot day on East Side, New York, circa 1908 The Hine works being auctioned at Swann Galleries come from the personal collection of Isador Sy Seidman, a friend of Hine’s and a lifelong collector of New York City-centric photographs

Hot day on East Side, New York, circa 1908

The Hine works being auctioned at Swann Galleries come from the personal collection of Isador Sy Seidman, a friend of Hine’s and a lifelong collector of New York City-centric photographs

Día caluroso en East Side, Nueva York, alrededor de 1908

Las obras de Hine que se subastarán en las Galerías Swann provienen de la colección personal de Isador Sy Seidman, amigo de Hine's y coleccionista de fotografías de Nueva York centradas en la vida


Patriarch at Ellis Island, 1905 ‘Though Ellis Island was not a new subject for journalism and pictorial representation, Hine’s approach and motivation may have been new,’ wrote Maren Strange of Hine’s social documentary photography, revealing the ways Hine’s work exemplifies the spirit of early 20th-century migration

Patriarch at Ellis Island, 1905

‘Though Ellis Island was not a new subject for journalism and pictorial representation, Hine’s approach and motivation may have been new,’ wrote Maren Strange of Hine’s social documentary photography, revealing the ways Hine’s work exemplifies the spirit of early 20th-century migration

Patriarca en Ellis Island, 1905

"Aunque Ellis Island no era un tema nuevo para el periodismo y la representación pictórica, el enfoque y la motivación de Hine pueden haber sido nuevos", escribió la fotografía documental social de Maren Strange of Hine, revelando cómo el trabajo de Hine ejemplifica el espíritu de la migración de principios del siglo XX

Icons & Images: Photographs and Photobooks sale is at Swann Galleries in New York on February 15. 

Iconos e imágenes: la venta de fotografías y álbumes de fotos se realizará en Swann Galleries en Nueva York el 15 de febrero.

THE GUARDIAN

Wednesday, February 14, 2018

Indígenas Guatemala vuelven a sus orígenes para empezar 40 días de ayuno

El muro invisible que permanece en Alemania a pesar de la unidad



Guardias fronterizos de Alemania del Este en un segmento del Muro de Berlín derribado por los manifestantes en la Puerta de Brandemburgo, el 11 de noviembre de 1989. CreditLionel Cironneau/Associated Press


Durs Grünbein fue concebido dos meses después de la construcción del Muro de Berlín, en el frío invierno de 1961. Pasó media vida detrás del muro o, como él prefiere expresarlo: “Pasé una vida como rehén y otra en libertad”.

A inicios de febrero, la barrera que alguna vez dividió a Berlín, a Alemania y al mundo atravesó silenciosamente un equinoccio de unidad alemana. Ha pasado la misma cantidad de tiempo sin muro que el tiempo que existió: veintiocho años, dos meses y veintiséis días.

Aproximadamente una generación vivió con el muro. Aproximadamente una generación ha vivido sin él. Tal simetría es poética, afirmó Grünbein. Él mismo es un poeta que ha escrito acerca de ser uno de los primeros berlineses del Este en cruzar a la Alemania Occidental.


Un oficial de policía de Berlín Oriental trabajando en una parte del Muro de Berlín, en octubre de 1961 CreditAssociated Press


Subir a un autobús para mirar por encima del muro recién construido CreditKeystone/Getty Images


Además de los fragmentos zigzagueantes que atraviesan Berlín, delineando la tierra de nadie en la que fallecieron 140 personas en su intento por escapar, hay pocos indicios evidentes de que en su momento el muro dividió la ciudad. La reluciente estación principal de Berlín se encuentra cerca de la que fue la frontera entre las dos ciudades y los trenes corren en ambas direcciones. Los barrios más modernos de la ciudad solían ser distritos deteriorados del lado oriental del muro. Y durante los últimos doce años, el país ha sido dirigido por Angela Merkel, una mujer que creció en Alemania del Este.

Como señaló el historiador y excanciller Willy Brandt: “Lo que debe estar unido, crece unido”.

Pero al tratarse de la historia alemana, es un poco más complicado que eso. Los bloques de concreto han caído, pero los muros siguen de pie en la mente de las personas.

“La unidad alemana todavía es una obra en proceso”, dijo Thomas Krüger, quien se desempeñó como el último alcalde de Berlín del Este en enero de 1991.

Hoy, como director de la Agencia Federal de Educación Cívica, Krüger dirige una institución alemana por excelencia cuya misión es “educar al pueblo alemán sobre los principios democráticos y evitar cualquier intento de restablecer un régimen totalitario”.


El 11 de noviembre de 1989 se congregaron multitudes entusiastas encima de una sección del Muro de Berlín cerca de la Puerta de Brandemburgo. CreditWolfgang Kumm/Picture-Alliance, vía Associated Press


Un berlinés del oeste ayuda a derribar el muro el 12 de noviembre de 1989. CreditJohn Gaps III/Associated Press


Krüger enumera a continuación las líneas divisorias que permanecen entre la Alemania Oriental y la Occidental: algunas van desvaneciéndose y otras haciéndose más profundas.

El lado occidental sigue siendo más rico. El oriental ahora es más nacionalista. Hay más inmigrantes en el occidente, pero los inmigrantes son considerados como un problema en el oriente.

Los occidentales aún controlan muchos puestos de poder en el extremo oriental. Ocho de cada diez jueces y fiscales del Este crecieron en el Oeste, y ninguna de las compañías alemanas insignia que cotizan en bolsa tiene su matriz en el Este, dijo Krüger.

Pero los orientales cada vez controlan más el discurso político de un cambio hacia los extremos a nivel nacional. El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD, por su sigla en alemán) quedó en primer lugar en el estado federado de Sajonia el año pasado, con el 27 por ciento de los votos, más del doble del promedio nacional. Y el partido ultraizquierdista La Izquierda tiene sus raíces en el partido que dirigió el oriente comunista.

En lo que respecta a Merkel, “en el Este no se le considera una oriental”, señaló Krüger, “sino una traidora”.

¿Alemania sigue siendo una historia de dos ciudades?


El Memorial del Muro de Berlín en Bernauer Strasse muestra la última pieza que queda del muro con los terrenos preservados detrás de ella. CreditGordon Welters para The New York Times


Durs Grünbein pasó la mitad de su vida detrás del Muro. CreditGordon Welters para The New York Times

Helmut Holter, ministro de Educación por el estado federado de Turingia, parece creer que sí. Recientemente propuso un programa de intercambio estudiantil entre el Este y el Oeste, el mismo tipo de programa que tiene Alemania con escuelas de otros países.

“No solo son necesarios los intercambios con Polonia y Francia”, dijo Holter, “sino también entre Leipzig y Stuttgart”.

Grünbein, el poeta, no está seguro de que la nueva generación sea el problema. Sus propios hijos, nacidos luego de la caída del muro, son “alemanes, europeos, ciudadanos del mundo”, comentó.

El reto más grande, dijo, son aquellos que pasaron gran parte de su vida detrás del muro y dentro de un sistema autoritario.

“Incluso aunque no te agrade el sistema, te moldea, se vuelve parte de ti. ¿Cómo podría ser de otro modo?”, consideró Grünbein. Cuando en 1989 se manifestaron los lunes en contra de un sistema comunista que se desmoronaba, muchas personas no deseaban la democracia, dijo, “querían prosperidad y autoridad”.

Y hoy eso es lo que anhelan, dijo: autoridad.

Algunos están marchando de nuevo. Todos los lunes en la ciudad oriental de Dresde, los simpatizantes del movimiento antinmigrante Pegida salen a las calles; la mayoría son hombres y muchos tienen más de 50 años.

Pegida es el acrónimo en alemán de Europeos Patrióticos en Contra de la Islamización de Occidente. Está relacionado muy de cerca con el surgimiento de Alternativa para Alemania.

Si se les pregunta qué es lo que les molesta, hablan de extranjeros musulmanes “tomando el poder” de Alemania.

“Actualmente, en Alemania hay más extranjeros que alemanes”, dijo hace poco Klaus Rulow, un mecánico retirado de 57 años, a modo de burla.

Eso está lejos de la realidad. De hecho, las regiones que han significado mayor cantidad de votos para el partido AfD en la ex Alemania Oriental son las que menos inmigrantes tienen.

Pero la idea de una toma del poder resuena intensamente. “El Oeste se apoderó del Este” es otro dicho famoso. Y, de alguna manera, así fue.

Profesores, jueces y funcionarios civiles fueron llevados de los estados del oeste para remplazar a una generación de orientales que habían madurado inmersos en el comunismo y a quienes se consideraba ineptos, explicó Krüger.

“Por supuesto que la gente mostró resentimiento”, agregó. “Sigue mostrándolo”.

Algunos aseguran que el Este tuvo una experiencia migratoria completa sin cruzar una frontera. Las personas perdieron su trabajo, su estatus y a su país.

Muchos alemanes del Este fueron literalmente olvidados.

Las mujeres del Este, que eran parte de la fuerza laboral y contaban con guarderías gratuitas, estaban más emancipadas que sus pares del Oeste, y demostraron tener más movilidad que sus contrapartes masculinas. Ahora, en algunas ciudades del Este hay dos o tres hombres por cada mujer.

Cuando Petra Köping fue nombrada ministra de Integración en el estado federado de Sajonia, creyó que trataría principalmente con migrantes. Pero pronto la acosaron con preguntas en un evento público. “¿Por qué no nos integras a los alemanes primero?”, le gritó un ciudadano alemán.

Köping terminó haciendo recorridos por el Este para comprender las molestias de los alemanes. Ahora recorre el Oeste para compartir sus conclusiones.

Dorfchemnitz, la ciudad en la que el AfD ganó el 47,4 por ciento de los votos el año pasado, tiene una tasa de desempleo por debajo del seis por ciento. Pero los partidos tradicionales ignoraron el hecho durante la campaña. Solo el candidato de AfD se presentó en público… en dos ocasiones.

El nacionalismo era tabú en la Alemania Occidental. En Alemania Oriental era incentivado. “Nosotros éramos los alemanes buenos”, recordó Antje Weiss, trabajadora social en Berlín del Este.

Weiss, de 54 años, creció detrás del Muro de Berlín, aunque en el Este le llamaban el “bastión protector antifascista”.

“Nos dijeron que éramos descendientes de la resistencia antifascista”, agregó. En las organizaciones de jóvenes comunistas de la República Democrática Alemana, como se conocía a Alemania del Este, era común ondear banderas, un gesto prohibido en el Oeste.

Weiss no tiene tiempo para el AfD. Pero sí cree que es importante escuchar con atención a quienes sí lo tienen.

“Debemos dejar que las personas den su opinión”, dijo. “De otro modo, estaremos actuando como lo hizo la RDA”.

New York Times